Estamos viviendo en una era donde los términos ecología, sustentabilidad, cuidado del medio ambiente, cambio climático, impacto ambiental, reciclaje y productos ecológicos, son comúnmente escuchados todos los días y son temas que abordan las potencias mundiales y que cubren las principales noticias internacionales. Es la época de la historia de la humanidad donde más se piensa y habla al respecto del cuidado ambiental, pero son pocas las acciones que se realizan en beneficio del planeta por parte de las personas comunes. Con la llegada de la famosa Revolución Industrial los índices de contaminación en la atmósfera por CO2, han ido incrementando considerablemente desde el siglo XVIII. Es un problema alarmante que, junto con la exorbitante  cantidad de toneladas de basura que se desechan diariamente, demuestran que nuestro planeta está sufriendo un deterioro gradual que puede repercutir en catástrofes no imaginadas. Es por eso que se deben tomar acciones inmediatas al problema de contaminación haciendo conciencia y encontrando soluciones reales donde cada habitante del planeta sea parte de la solución y no del problema.

La frase Solo se convierte en basura hasta que se mezcla es muy cierta, mientras separemos los residuos orgánicos (todo lo que viene de la naturaleza) de los inorgánicos (todo lo creado por el hombre) dejaremos de generar basura ya que todo lo orgánico es biodegradable o en mucha medida utilizable para hacer composta y la gran mayoría de los residuos inorgánicos son reciclables. Se generan miles de toneladas anuales por deshechos que pueden ser transformados nuevamente en otro producto pero es muy poca la cantidad de material que se recupera de la basura. Las grandes corporaciones prefieren utilizar materiales vírgenes de recursos no renovables a pesar del grave daño que están haciendo. Al ser pocas las empresas que se dedican a la recuperación de materiales reciclables, es más caro producir una botella de plástico reciclado que de plástico virgen.

Un país que está demostrando que sí es posible recuperar al 100% los residuos inorgánicos de la basura, es Suecia, país que pone el ejemplo del enorme potencial de negocio que existe en el reciclaje, además del beneficio ambiental que se puede lograr al hacerlo. Suecia incluso ha llegado al punto en que se ha visto en la necesidad de importar materiales para sus plantas recicladoras al acabarse sus propios deshechos para reciclar. En dicho país se repara, intercambia y reutiliza más de lo que se tira, y tan sólo el 1% de sus desechos terminan en el relleno sanitario, los cuales sirven de combustible para calentar los hogares a través de una red nacional de calefacción.

Existen muchos tipos de productos y materiales comercializados como ecológicos pero que realmente no lo son, un ejemplo es el caso de los llamados Compuestos de Madera y Plástico o WPC por sus siglas en inglés, que contienen por lo general entre un 60% y un 70% de madera o bambú y entre un 40% a un 30% de plástico y otros aditivos. El asunto es que sí se están incluyendo desperdicio de madera y plástico reciclado para su fabricación pero al combinar materia orgánica con inorgánica lo único que se está generando es Basura porque no se puede volver a recuperar para transformarse en algún otro producto, es decir No es reciclable por lo que su destino final será el relleno sanitario.

Actualmente ya existen alternativas de materiales distintos a la madera, metal y pvc para la fabricación de mobiliario y una de ellas es la Plastimadera, creado como un sustituto de la madera natural, fabricado con Polietileno de Alta Densidad reciclado. El PEAD, por sus siglas en español, es un polímero termoplástico derivado del petróleo. Denominado con el número 2 en la escala gráfica de los termoplásticos, es considerado el más utilizado en la industria, en el comercio y en el hogar a nivel mundial, en envases de líquidos para limpieza o aseo personal, de lácteos, cubetas, lubricantes, combustibles, tubería, tarimas, cajas, juguetes, etcétera. La vida promedio de varios de estos artículos, como los envases, es muy reducido por lo que es necesario reciclarlo para transformarlo en nuevos productos.

Una excelente idea es reciclarr todos esos residuos y reintroducirlos a la cadena de consumo ya transformados en productos de la vida cotidiana, como lo es el mobiliario. Todas las personas requieren de mobiliario para desarrollar las diferentes actividades de sus días, por ejemplo, una cama para dormir, una silla para sentarse, una mesa para comer, un bote  de basura para separar sus residuos, etc. Imagenia es una empresa con más de 8 años de experiencia especializada en la fabricación de muebles ecológicos  Playa del Carmen y cuenta con una amplia cartera de clientes a nivel nacional e internacional, en la que destacan grandes corporativos hoteleros como: Iberostar, Grupo Posadas, Hyatt, Palladium y RIU, tan sólo por nombrar algunos.

La variedad de productos de muebles ecológicos es muy amplia, entre los que encontramos sillas, mesas, camastros, camas de playa, torres de guardavidas, gazebos, botes de basura, bancas y macetas entre otros. Los muebles ecológicos  Playa del Carmen es un concepto novedoso y muy bien aceptado por la industria hotelera.  Poco a poco, esta tendencia se ha ido dando a conocer cada vez más, ya que cubre perfectamente las necesidades la búsqueda por adquirir mobiliario resistente a la intemperie y de fácil mantenimiento.El sector hotelero está abierto a adquirir alternativas de mobiliario distintas a la madera y metal por los costos elevados. tanto del precio de adquisición como del mantenimiento, además de que impulsan el compromiso que tiene con la sociedad en general al impactar en menor grado al ecosistema incorporando muebles ecológicos. Esta actitud genera un juicio bien visto por los huéspedes.

La Plastimadera permite elaborar una gran cantidad de productos con apariencia muy similar a la madera pero con las grandes ventajas de que no se pudre, no se astilla, no requiere pinturas ni barnices para su mantenimiento, además de que es anti grafiti y el color está integrado en el material, por lo que se podrá contar con mobiliario en excelente estado estético para toda la vida. No por ser un material reciclado debe ser sinónimo de mala calidad, la Plastimadera cuenta con años de experiencia en su desarrollo, creando formulaciones precisas, procesos de fabricación con maquinaria de punta y los técnicos más capacitados en su área, logrando así ofrecer perfiles de la mejor calidad del mercado. La gama de perfiles es muy amplia: ángulos, tablas, tablones, polines, vigas, tejas y redondos entre muchos otros, ambos en hueco y en sólido. También se cuenta con varios colores de línea y se pueden desarrollar tonos específicos solicitados por el cliente.

Imagenia es el principal fabricante de muebles ecológicos  Playa del Carmen y una de las empresas manufactureras más destacadas del estado de Quintana Roo. Al día de hoy, se ha suministrado mobiliario a distintas ciudades del país e incluso a otros países como Jamaica, República Dominicana, Puerto Rico y Estados Unidos.