Se puede decir que el diseño ha existido desde hace millones de años desde que el Homo Habilis construyó los primeros utensilios, la capacidad de presión en sus manos le permitía sujetar con firmeza las rocas y golpeando una con otra conseguía herramientas filosas que utilizaba como cuchillos para raspar, cortar plantas y triturar huesos para alimentarse.

Con el paso de los años el Homo fue creando otros tipos de herramientas que le servían para cazar y alimentarse, también era necesario adaptarse al clima para su supervivencia por lo que se le ocurrió usar las pieles de otros animales para cubrirse del frio al igual que construir refugios para protegerse.

mobiliario-en-plástico-reciclado

Una vez que se volvió sedentario fue indispensable su creatividad para crear herramientas que le ayudarían a sembrar, diseñar envases para almacenar agua y alimentos y proteger a sus animales con corrales. Ahí comienza la etapa de crear comunidades que después se convirtieron en aldeas y posteriormente en ciudades.

En la antigüedad la primicia del ser humano era crear herramientas y utensilios para su supervivencia y para la permanencia de la especie pero en nuestros días eso ha cambiado. El hombre moderno está  rodeado de objetos de diseño que utiliza en todas las etapas de su vida, desde que nace hasta que muere, en nuestros días es impensable cómo podríamos vivir sin ellos, utensilios para la higiene, la cocción de los alimentación, la comunicación, la tecnología, la vestimenta, los medicamentos, la vivienda, el descanso, el ocio y el transporte entre muchos otros. Con ellos no solo tiene una mejor calidad de vida, si no una expectativa mucho más alta de vivir durante más años.

El diseño industrial como se le conoce en nuestros días a la invención o modernización de utensilios, cobró mucha fuerza cuando comenzó la «era del plástico» en el año 1909, cuando el químico norteamericano de origen belga Leo Hendrik Baekeland sintetizó un polímero mezclando moléculas de fenol y formaldehído. Se le bautizó con el nombre de baquelita y fue el primer plástico sintético de la historia. Ésta fue la primera de una serie de resinas sintéticas que revolucionaron la tecnología moderna. A lo largo del siglo XX el uso del plástico se hizo muy popular y comenzó a sustituir otros materiales, tanto en el ámbito doméstico, como industrial y comercial.

El plástico es sin duda uno de los mejores inventos que ha logrado la humanidad y que se encuentran en prácticamente todos nuestros objetos de uso cotidiano. Ha sido de tal magnitud su producción excesiva que esto ha causado problemas medioambientales ya que por un lado es derivado del petróleo, un recurso no renovable y por el otro lado es un material que tarda cientos o hasta miles de años en biodegradarse contaminando así los suelos y los mares atentando contra cualquier forma de vida en la Tierra.

El mobiliario es una rama muy amplia del diseño industrial enfocado al confort del ser humano facilitando el uso y actividades habituales en la casa, el hogar y otros tipos de establecimientos donde influye en gran medida la ergonomía, disciplina científica que estudia el bienestar humano relacionando las interacciones que tiene con los lugares de trabajo, descanso y herramientas por nombrar algunos.

Desde hace muchos años el hablar de mobiliario la gente piensa en madera, ya que ésta es la principal materia prima para su fabricación a nivel mundial, pero su uso excesivo ha arrasado bosques y selvas que sobrepasan el ritmo de reforestación resultando en un serio daño al hábitat de millones de especies afectando a la biodiversidad y convirtiendo tierras fértiles en áridas. También tiene un impacto importante en la acumulación de dióxido de carbono (CO2) en el ambiente ya que sin los árboles no hay forma de limpiar el aire de estos gases.

A raíz de la acumulación excesiva de residuos plásticos y la deforestación indiscriminada, organizaciones y gobiernos en todas partes del mundo se han dado a la tarea de crear conciencia en acciones más objetivas como la Reducción, la Reutilización y el Reciclaje.

A nivel mundial la industria del reciclaje se ha ido incrementando desde hace pocos años y con ello la re introducción de materiales reciclados a la cadena de consumo. Hoy en día vemos cómo las grandes corporaciones manufactureras sienten la presión de la sociedad y el gobierno para incorporar medidas de reducción y recuperación de materiales en sus procesos.

El mobiliario en plástico reciclado es ahora una realidad y se convierte en un excelente sustituto de los muebles fabricados en madera ya que se resultan ser muchos más durables, resistentes y de bajo mantenimiento.

El clima es un factor muy importante que contribuye al deterioro de cualquier material en especial la madera y el metal, si éstos no cuentan con una protección adecuada para su uso a la intemperie la radiación solar, la humedad, el oxígeno y la salinidad jugarán un papel importante para biodegradar la madera y oxidar el metal.

No cualquier mueble está diseñado para utilizarse al exterior, se ha demostrado que el plástico es uno de los mejores materiales que pueden permanecer inalterables a la intemperie por periodos prolongados, el Polietileno de Alta Densidad (PEAD por sus siglas en español) es un termoplástico capaz de estar expuesto a la intemperie durante más de 100 años sin sufrir deterioro.

Por varias razones, el mobiliario en plástico reciclado fabricado con PEAD se convierte en la mejor opción de ya que se destaca por dos grandes razones: por un lado la ecología, ya el material proviene en su mayoría de plástico post consumo, es decir, de rellenos sanitarios, reduciendo así la contaminación de suelos y mares. Y por otro lado el material se convierte en un excelente sustituto de la madera evitando la tala indiscriminada de árboles para la fabricación de mobiliario.

Aunado a los beneficios ambientales que esto conlleva el mobiliario en plástico reciclado no requiere pinturas, lacas ni barnices para su acabado y mantenimiento evitando así usar químicos tóxicos en las fábricas o talleres que resultan perjudiciales para la salud por los vapores que emiten y además se reduce el riesgo por el alto índice de inflamabilidad de éstas sustancias.

Algunos tipos de mobiliario en plástico reciclado que podemos encontrar en el mercado se encuentran:

  • Bancas y botes de basura: ideales para parques públicos, vialidades, hoteles, escuelas y centros comerciales.
  • Mobiliario para exterior: sillas, mesas, camastros y camas de playa (Balinesas) mesas de servicio, torres de guardavidas, gazebos para bodas.
  • Juegos Infantiles: excelente para parques, residencias, hoteles, escuelas, restaurantes y centros deportivos.
  • Diseños especiales: puntos de venta, barandales, decks, señalización, pérgolas, accesorios para campos de golf, etc.

Una de las empresas más destacadas en México en el sector de la fabricación de muebles en plástico reciclado es Imagenia, la cual es pionera a nivel nacional en el diseño, fabricación e instalación de estos productos.

Contando con amplia experiencia y una cartera de clientes importante, se han posicionado como el principal proveedor de grandes cadenas hoteleras, clubes de playa, municipios, desarrollos residenciales y escuelas entre otros.

Se puede encontrar más información sobre la empresa y productos en la página web www.imagenia.com.mx